Esta es una tarta típica del norte de Italia, de la zona de Crema, y cuya receta se trasmite de generación en generación, de otoño en otoño. Aquí os la propongo con otra mirada🙂

INGREDIENTES

  • 1/2 kg de harina
  • 200 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 1/2 vaso de aceite
  • 1 sobre de levadura para dulces
  • 1 cubito levadura de cerveza disuelto en 1 vaso de leche tibia
  • leche (si es necesario ablandar la masa)
  • 1/2 kg de uva negra pequeña (en Italia se suele usar la “uva fragola”)
2015-29-9-23-07-10.png
uva fragola

 

PREPARACIÓN

Mezclar todos los ingredientes en una fuente hasta obtener una consistencia cremosa y dejar reposar una hora y media. Luego volcar la masa en un molde previamente untado con mantequilla y cubierto de pan rallado. Cocer en el horno a 180º durante aprox. 50 minutos o hasta que la tarta quede con un color “tostadito”.

WICCA

La tradición del pan dulce con uva es típica del otoño y de la conmemoración de los muertos (que en el Hemisferio Norte cae en esas fechas), pero quiero salir un poco de este simbolismo para enfrentar esta tarta con otro enfoque.

No se trata del típico pie a lo anglosajón… la Bertolina es una tarta sencilla, humilde, austera, que deja saborear su “tierno corazón” de uva lentamente y que nos obliga a parar y saborear (de lo contrario nos atragantamos).

Por eso, aunque es indicada para celebrar Samhain, también se presta a una meditación que nos haga reflexionar sobre qué es lo que nos satisface en nuestra vida, qué es lo que nos hace atragantar, qué es lo que debemos saborear de ella, cómo vivimos nuestro lado dionisiaco (la uva) y cómo vivimos nuestro lado telúrico (la harina).

IMG_0069.jpg