Hoy hicimos una tarta crudivegana para celebrar y bendecir la iniciación de una nueva hermana del Coven🙂 y quería compartirla aquí. La receta es muy fácil y la única “dificultad” es la de encontrar los ingredientes necesarios; en realidad es una tarta exquisita y fresquita que gustará a todo el mundo, no solo a los (crudi)veganos así que espero que os atreváis a probarla.

Podéis ver aquí abajo la receta original y abajo pongo las adaptaciones que hicimos:

ADAPTACIONES:

  • En vez de dátiles –> higos secos para la masa
  • En vez de harina de coco –> almendras trituradas para la masa
  • Decoramos con coco rallado

 

WICCA

Esta tarta es una concentración de frutos de la tierra cuyos símbolos de fertilidad son numerosos y evidentes incluso por la disposición y la textura: entre  las capas oscuras de higos, cacao y almendras (femeninos) hay una capa clara de crema de platano y castañas de cajú (masculino). Augura así un fértil y equilibrado banquete que une las dos fuerzas de la diosa y del dios.

Esa promesa de fertilidad es perfecta para un banquete de celebración de una iniciación para que su camino sea bendecido; además, ayuda al iniciado a “aterrizar”, a volver a conectar con la esencia de la tierra, gracias a la combinación exclusiva de frutos sin cocer y prácticamente sin tratar, por lo que aún conservan toda la energía.

¡Bendiciones a los recién iniciados y feliz banquete a quienes los acompañan!