INGREDIENTES

  • 1 calabacín
  • 1 pepino
  • 1 aguacate
  • 3 o 4 flores pequeñas de coliflor
  • aceite
  • sal
  • un puñadito de nueces

 

PREPARACIÓN

  1. Fettuccine: coger el pepino, pelarlo y con un pelapatatas sacarle todas las capas de punta a cabo para que queden como fettuccine, hasta llegar a la parte de las semillas. Hacer lo mismo con el calabacín, crudo.
  2. Efecto parmesano: con un rallador, desmenuzar las flores de coliflor crudas.
  3. Salsa: triturar con una minipiner lo que ha quedado de pepino y de calabacín junto con un aguacate madurito, unas nueces, un poco de sal y un poco de aceite.
  4. Servir en una fuente grande.

WICCA

Este es un plato crudivegano, con ingredientes con mucha agua, muy frescos y llenos de vida. Todos los ingredientes tienen una fuerte connotación femenina: el aguacate es absolutamente venusino, mientras que el pepino, el calabacín y la coliflor son vegetales lunares.

Su vibración es muy alta, y su elemento femenino y acuático facilita todo trabajo astral, ayudando a conectar con los planos sutiles. Por sus cualidades principales, sería ideal como alimento mágico para preparar la invocación de elementales femeninos de agua como sirenas, ninfas, ondinas, nereidas o donas d’aigua.

Curiosidad: en la mitología oriental, tradicionalmente las madres japonesas lanzaban pepinos con los nombres de cada miembro de la familia escritos en ellos a los lagos cercanos a sus casas para evitar que los Kappas (criatura malignas) se comieran a los niños.