En los días entre el 21 y el 23 de septiembre se celebra el aquelarre de Mabon, en el cual se celebra la última cosecha del verano.

Esta fiesta wicca nos hace pensar en el Dios que se aleja para seguir sólo su camino hacia la muerte de Samhain, en la melancolía de la Diosa que está sola, pero ya embarazada del nuevo Dios que nacerá en Yule. También es el momento en el que recogemos la última cosecha del trabajo exterior para, a partir de ahora, volver al trabajo más interior. Se prepara cada uno de nosotros a la muerte de Samhain y ya está pensando en la siembra para el próximo ciclo.

Es la época de las semillas y los granos, de uva, de cereales, de vino y manzanas.

Nuestro banquete fue el siguiente:

Calabaza al horno

Maíz con salsa de romero

Pan integral

Ciruelas con canela

Galletas de avellanas

Almendras y avellanas

Vino

¡GIRA LA RUEDA!

Anuncios