INGREDIENTES

  • 2 berenjenas medianas o grandes
  • Tomate natural triturado o pelado
  • Ajo, 2 dientes
  • Guindilla o cayena picante
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Mozzarella o queso para fundir
  • Parmesano
  • Sal


PREPARACION

Un par de horas antes de ponerse a cocinar lavar las berenjenas, cortarla en lonchas o rodajas finas y ponerlas en un recipiente con sal gruesa. Remover bien y dejar reposar hasta que la sal saque de la verdura todo lo amargo y suelte una aguita negra. Cuando ya se vaya a cocinar hay que lavar bien la berenjena, aplastarla con las manos para que salga todo el jugo amargo y enjuagar de nuevo.

Sofreir en una sartén el ajo con un poquito de aceite y guindilla; echar el tomate, salar y remover hasta que quede todo bien amalgamado para una salsa bastante líquida.

En un molde para horno, colocar una capa de berenjenas, cubrir de salsa y después echar un poco de mozzarella en cubitos. Empezar de nuevo con la capa de berenjenas y seguir el mismo orden. La última capa debe ser de salsa de tomate y mozzarella; por encima de todo, esparcir una buena cantidad de parmesano.

Hornear todo durante 40 minutos a 180°-200º hasta que se gratine bien el parmesano.

El “secreto de la abuela” es preparar todo el día anterior para que de noche cuaje todo bien y el día siguiente con un ratito en el horno se calentarán y estarán perfectas y mucho más ricas. ¡Está comprobado que funciona!

 

 

WICCA

Por las características lunares de la berenjena, que podéis profundizar aquí, es un ingrediente muy útil para la cocina mágica. En este caso, yo lo cociné el fin de semana pasado en ocasión de la fin del curso de Tarot para celebrar y bendecir a las discípulas.

Lo lunar e intuitivo de la berenjena, junto con el tomate de Venus y la fecundidad del queso hacen de este un plato perfecto para iniciadas en Tarot!