INGREDIENTES

  • Cous cous (precocido)
  • Tomates frescos maduros
  • Calabacín
  • Manzana verde
  • Cebolla, 1 grande
  • Queso en cubitos
  • Perejil
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Aceite de oliva con guindilla
  • Sal

PREPARACION

Verter un vaso de cous cous en un bol y añadir la misma cantidad de agua hirviendo (siempre es la misma cantidad de sémola y de agua); remover, tapar y dejar que la sémola se infle durante 5-7 minutos en el recipiente. Remover bien para que se separen los granitos y destapar para que se vaya enfriando.

Cortar los tomates en cubitos y echarlo a la sémola. Cortar la cebolla y estrujarla con un poco de azucar bajo el grifo para que pierda el picor; lavarla y echarla también al cous cous.

Cortar el calabacín en cubitos y cocerlo un poquito hasta que se caramelicen.

Añadir aceite, sal, perejil, la manzana y el queso picados en cubitos. Para darle un toque de sabor emplear también un poco de aceite con guindilla “olio santo”, si gusta el picante.

Remover todo y enfriar en la nevera para servir fresquito.

 

WICCA

Apto para reconciliarse con el periodo de verano, pues es un plato muy ligero y refrescante que se comparte fàcilmente y que mezcla los ingredientes veraniegos y los invernales.

Al ser sémola de trigo, tiene todas las propiedades y connotaciones de cualquier cereal por su relaciòn con la fertilidad de la Diosa Madre (Ceres, Cibeles) y su caracter propiamente terrenal.