(Ricetta tradotta in italiano alla fine del post: CREMA DI CECI o HUMUS!)

Para aliviar el tedio de la lluvia del fin de semana, he preparado una comida entretenida a base de fajitas y muchas cositas para rellenar, entre ellas el humus (crema de garbanzos). Esta crema de garbanzos se toma como entrante en Oriente Medio y particularmente en Líbano, y también se come como guarnición de diversos platos. Posiblemente la combinación con fajitas sea un poco revolucionaria, pero yo la he disfrutado mucho, puesto que el fin era entretenerme con la comida. ¡Espero que os guste! 

 

INGREDIENTES

 

  • 300g de garbanzos secos, tiernos y de muy buena calidad
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra-virgen
  • 1 diente de ajo
  • 1 limón (sólo zumo)
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • Sal

PREPARACIÓN

Dejar los garbanzos en remojo en agua fría durante 24 horas. Pasado este tiempo, habrá que hacer un sofrito con el ajo picado y añadir los garbanzos escurridos. Cubrirlos con agua y dejarlos cocer con la tapa puesta y a fuego moderado al menos dos horas, hasta que queden muy blandos.

Cuando estén listos los garbanzos, habrá que escurrirlos, machacarlos muy bien con una espátula de madera hasta que quede una crema suave. Añadir el zumo de limón, la sal y servir templado, decorando con el perejil y si gusta guindilla o pimentón picante.

 

WICCA

El garbanzo en sí mismo es redondeado, aplastado por los laterales y posee un pico formado por el relieve de la raicilla. Por estas características se suele decir que el aspecto global del garbanzo se asemeja al de una cabeza de carnero con los cuernos enrollados en los flancos. No en vano muchos de los nombres del garbanzo están en relación con esa forma en cabeza de carnero. Así, la palabra griega κριός significa ‘carnero’ y ‘garbanzo’. Incluso la terminología binomial del garbanzo (Cicer arietinum) deriva de la palabra latina aries que significa precisamente ‘carnero’.

Este plato entonces es un perfecto homenaje al Dios Padre, al Dios Cornudo, que se fortalece en estos tiempos para prepararse al ritual de vigor y fertilidad de Beltane.

ITALIANO

Lasciare in ammollo i 300g di ceci per 24 ore. Fare un soffritto con uno spicchio di aglio ed aggungere i ceci scolati. Aggiungere acqua fino a coprirli e lasciar cuocere a fuoco lento, coperti, al meno un paio d’ore, finchè saranno teneri.

Quando sono pronti, scolarli e schiacciarli con un cucchiaio di legno fino ad ottenere una crema spessa. Aggiungere il sale, il succo di un limone e un po’ di prezzemolo tritato. Servire tiepido.