(Ricetta tradotta in italiano alla fine del post: SFOGLIA CON ASPARAGI!)

La primavera y la estela de fecundidad dejada por Ostara me llenan la cabeza de nuevos proyectos. Además, mi ser inexorablemente Sagitario me ánima a iniciar mil aventura con un entusiasmo propio de un signo de fuego, pese a que después a menudo me canse de la mayoría de las cosas.

Para ayudar algunos de estos proyectos he pensado en cocinar algo que aumentara mi fertilidad intelectual y espiritual (física ¡NO! Please…). Buscando en la Web he encontrado esta receta rápida, sencilla y muy agradecida: es de Elena y la encontráis a esta dirección en la versión original, ya que la he adaptado un poco para adecuarla a mi propósito mágico; aprovecho para invitaros a echar un vistazo a todo su blog http://eldelantalverde.wordpress.com/, pues las recetas son verdaderas delicias! ¡Gracias Elena! 

 

hojaldre con esparragos

 

 INGREDIENTES

  • 1 lámina de hojaldre
  • 1 manojo pequeño de espárragos verdes
  • 30gr de queso en rodajas o lonchas
  • 1 pizca de pimienta blanca molida
  • aceite de oliva extra-virgen
  • sal

PREPARACIÓN

Estirar la lámina de hojaldre con las manos en papel de horno; con un cuchillo cortar los bordes para que quede rectangular y doblar el borde, de manera que quede como un rectángulo más pequeño dentro. Picar con las púas de un tenedor toda la superficie y hornear unos 5-10 minutos hasta dorar, en el horno precalentado a 180º.

Sacar del horno y cubrir el rectángulo interior con el queso. Colocar encima los espárragos, uno al lado del otro. Aliñar con poco aceite de oliva, sal y pimienta blanca molida. Hornear todo unos 20 minutos, hasta que esté crujiente el hojaldre y hechos los espárragos. Se puede tomar caliente o frío.

WICCA

El simbolismo fálico de los espárragos, del que ya hemos hablado otras veces (véase aquí), junto con las implicaciones simbólica del queso como leche maternal y divina, hacen de este plato un buen pretexto para hechizos dirigidos a favorecer la creatividad. Podemos pensar en esta tarta como un símbolo de fecundidad intelectual o sentimental, para iniciar nuevos proyectos y creaciones artísticas, nuevas relaciones y nuevas amistades.

ITALIANO

Disporre la sfoglia in una teglia da forno ritagliandola in modo da darle una forma rettangolare; ripiegare i bordi su se stessi e punzecchiare con la forchetta tutta la superfice. Riscaldare il forno a 180º e far dorare la pasta sfoglia. Estrarre dal forno e coprire la base con rondelle sottili di provola (io ho usato il Galbanino) e poi con gli asparagi disposti uno vicino all’altro. Una spruzzata di olio, un pizzico di sale e pepe e far cuocere in forno circa 20 minuti, finché gli asparagi saranno cotti, il formaggio sciolto e la sfoglia croccante. Si puó mangiare freddo o caldo!
 

 

Anuncios