Os propongo una receta perfecta para entrar en sintonia con el equinoccio de primavera que està a punto de llegar, y que es el tiempo de plantar las semillas, de poner los cimientos de aquello que queremos que nazca en nuestra vida.

¿Qué mejor que unos brotes de alubias (judías , porotos, fagioli), reconstituyentes y llenos de promesas?

 

brotes de alubias

INGREDIENTES

  • 1 tazas de alubias o secas
  • agua
  • 1 puerro
  • 1 trocito de pimiento rojo picado fino
  • aceite de oliva extra-virgen
  • sal
  • gomasio

PREPARACIÓN

Luego de una noche de remojo, poner las alubias en un tarro de cristal con un poquito de agua que apenas las cubra y dejarlas en la ventana para que le de la luz solar; retirar de noche y tapar con un trapo. A la mañana siguiente repetir el procedimiento pero esta vez solo humedeciendolas, pues, de lo contrario, se pudren.  Al cabo de unos de días las alubias deberían brotar, entonces es cuando se pueden comer.

Hacer un sofrito con el aceite, el puerro y el pimiento picados muy finos. Unir las alubias bien lavadas, sin cocer pues no hace falta, aliñar con sal y gomasio según el gusto.

WICCA

Ostara, el equinoccio de primavera es el momento en que el útero de la Diosa esta preparado para recibir las semillas del Dios y e inundar de vida el universo.
Es un tiempo de nacimiento y renovación, tiempo para dejar atrás lo que nos impide realizar nuestros proyectos y propósitos, coger las riendas de nuestra vida y organizarnos para plantar las semillas de los proyectos que mas tarde cosecharemos.