Hoy me sentìa un poco baja de energìa y confundida emocionalmente, asì que decidì preparar este plato a base de trigo sarraceno y acelgas, fortalecedor de ànimo y cuerpo. Las maravillas del trigo sarraceno “el rey de la proteina vegetal” son tantas que me da pereza explicarlas, pero en este magnìfico sitio son explicadas muy bien, asì que pinchad aquì.

trigo sarraceno con acelgas

INGREDIENTES

  • 2 tazas de trigo sarracino
  • 4 tazas de caldo vegetal
  • 1 zanahoria rallada
  • 1 trocito de pimiento picado fino
  • 2 dientes de ajo
  • 1 manojo de acelgas frescas
  • aceite de oliva extra-virgen
  • sal
  • gomasio

 

PREPARACIÓN

Sofreír un ajo, la zanahoria rallada y el pimiento picado fino hasta que se doren. Echar el trigo sarraceno y remover un momentito.

Añadir el caldo de verduras -o agua con una pastilla de caldo preparada- y aliñar con sal; esperar hasta que hierva el caldo y entonces tapar y bajar el fuego al mínimo. Dejar cocer unos 30 minutos aproximadamente.

A parte, sofreír el otro ajo en una sartén con poco aceite y cocer las acelgas cortadas en trozos grandes justo el tiempo necesario, sin exceder para que no pierdan las propiedades.

Servir combinando los dos platos y aliñar todo con un poco de gomasio.

WICCA

Elegí este plato para que me ayudara a disolver mi confusión mental y emocional. El trigo sarraceno es un alimento muy poco elaborado y un regalo de la Diosa Madre que viene de su vientre a nosotros casi directamente. Las acelgas son una verdura fea y nutritiva que pide poca elaboración. En general este plato es bastante rústico, pues no pide especial trabajo en la preparación, y nos ayuda a volver al origen, a ordenar nuestras prioridades y nuestra perspectiva.