INGREDIENTES

  • 100 g de harina de trigo
  • 200 g de copos de avena
  • 2 manzanas
  • 50 g de uvas pasas
  • 2 cucharadas de aceite
  • 50 g de semillas de sésamo
  • 2 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de azucar o de fructosa
  • 1 cucharada de semillas de anis o de hinojo
  • 1 vaso de leche
  • una pizca de sal

PREPARACION

Poner la avena y las pasas en remojo en la leche, de manera que estén totalmente cubiertas por la leche. Cuando los copos estén blandos e hinchados verterlos en un recipiente grande y mezclarlos con la harina, la sal y el aceite.

Pelar y rallar las manzanas y echarlas también en el recipiente junto con los ingredientes que han quedado y mezclar todo muy bien. La masa debe resultar blanda. Dejar reposar todo durante una media hora.

Calentar a 200° el horno y la bandeja que se vaya a utilizar; con la ayuda de una cuchara formar las galletas y hornearlas durante 20 minutos aproximadamente hasta que estén doradas. Los copos de avena y las manzanas haràn que las galletas resulten siempre bastante blandas.

WICCA

En la Edad Media habia una concepcion negativa de la avena, símbolo y encarnación del mal, frente al trigo, símbolo del bien y de la perfección. Esta oposiciòn se ve en estos versos de Berceo:

“Tal es Sancta Maria que es de gracia plena:

Por servicio da gloria, per deservicio pena,

A los bonos da trigo, a los malos avena,

Los unos van a gloria, los otros en cadena.”

(Milagros de Nuestra Señora, estrofa 374)

Si al simbolo nefasto de la avena le añadimos la compleja y contravertida significaciòn de la manzana, conseguiremos una receta tan intrigante que nos dejarà perplejos.