INGREDIENTES

    • 300 g de zanahorias ralladas
    • 250 g de almendras peladas y trituradas
    • 4 cucharadas de pan rallado
    • 1 cucharada de miel
    • 1 cucharada de uva pasa
    • 1 cucharada de piñones triturados
    • 3 huevos
    • 2 cucharadas de azúcar
    • cáscara rallada de un limón
    • 1 pizca de canela molida
    • 1 pizca de sal
    • aceite de girasol

    PREPARACION

    Batir las yemas de los huevos con la miel en un recipiente grande.

    Añadir las zanahorias ralladas, las almendras trituradas, la uva pasa –que ya se habrá hidratado en un poco de agua tibia-, la cáscara de limón, los piñones, la canela y la sal.

    Amasar todos los ingredientes hasta que quede todo bien amalgamado.

    En otro recipiente, batir las claras a nieve con el azúcar y cuidadosamente añadirlas a la masa mezclando bien todo pero sin que pierda todo el volumen.

    Untar el molde de la tarta con aceite y esparcirlo con un poco de pan rallado.

    Verter la masa en el molde, ajustar bien, decorar si se quiere y hornear a 180°-200° durante 50 minutos.

    No os asustéis si la consistencia y el aspecto son un poco extraños pues el resultado es muy peculiar y gustoso.

    WICCA

    Apto para los aquelarres de cosecha, Lammas y Mabon, pues es un postre en el que predominan los frutos de la tierra recolectados en esta temporada, como la zanahoria.