INGREDIENTES

  • Pasta corta con rayas (“penne” o macarrones o canutones)
  • Gorgonzola (en su defecto roquefort o queso azul)
  • Parmesano o Grana (en su defecto queso rallado para pasta)
  • Leche, 1/2 vasito
  • Sal (a discreciòn)

PREPARACION

Poner una olla grande llena de agua a fuego alto. Cuando esté a punto de romper a hervir echar un poquito de sal (gruesa es mejor) y a continuaciòn la pasta. Removerla a menudo con un tenedor grande o con una cuchara de palo para que no se pegue, especialmente durante los primeros minutos.

Cuando la pasta esté casi lista, escurrirla y en una olla honda (en la misma donde se cociò la pasta, por ejemplo) terminar de cocer la pasta con la leche, el Gorgonzola en cubitos y el parmesano o grana rallado (en una cantidad casi equivalente a la del Gorgonzola).

Dejar cocer a fuego alto durante un par de minutos removiendo continuamente, hasta que se espese la leche y se haga una salsita cremosa con el queso fundido.

Servir muy caliente y, si es posible, invitar a comer a Claudio que enloquece por este plato!

WICCA

Apto para el periodo de invierno, por lo tanto para los aquelarres de Mabon, Samhain o Yule por ser un plato muy calentito y rico en leche.

Puede ser interesante interpretar este plato desde el punto de vista de la magia sexual: la pasta corta cilìndrica recuerda el Dios Padre por su evidente forma fàlica, mientras que la leche espesa en esa salsa de queso recuerda el semen. Por lo tanto, este plato puede ser hechizado para aumentar el vigor de cualquier hombre.

-Gorgonzola-

Parmigiano